Historia

Sus comienzos se remontan a 1991, formándose una Comisión Organizadora de la Romería de San Ginés, acordándose por aclamación, que el primer responsable de la Romería fuera Manolo Balleto García, no como Presidente o Hermano Mayor, simplemente como responsable o cabeza visible, el cual aceptó gustosamente el cargo y se puso al frente de la organización.

Una representación formada por Manolo Balleto, Fernando Pacheco, Manolo Cano y alguno más, se entrevistaron con el Párroco D. Juan Cotán para que dirigiera espiritualmente los primeros pasos de la Romería y preparara el Triduo y el Rosario de la Aurora, previos a la Romería.

Tal como se había acordado por acta, otra comisión, formada por Manolo Camino, Fernando Pacheco y Manolo Balleto, se ocupó de visitar a D. Américo Molina, propietario del eucaliptal, en su Hacienda de Marchalomar. Allí se le solicitó su autorización para que San Ginés llegara hasta el eucaliptal y que los romeros pudieran pasar allí el día. Nuestra solicitud tuvo una favorable acogida. 

Uno de los trabajos más importantes y necesario fue la preparación de todo el eucaliptal, el cual presentaba un aspecto deprimente, todo él con abundante matorral, ramas desgajadas, ramajes secos, etc.

También fue muy importante la construcción de un puente de madera sobre el Arroyo Sequillo o del Cañaveral para que San Ginés pudiera llegar hasta su emplazamiento. Dicho puente, construido con algunos palos de teléfonos y una tablazón sobre la que se extendió tierra y ramas de eucaliptos. Este puente, una vez estuvo terminado, fue bautizado con el nombre de “San Ginés”.

Un aspecto importante, antes del Triduo y de la Romería, es que por parte de José Manuel Gil Buiza se procedió a la bajada de la Imagen de San Ginés, desde la hornacina situada sobre la Capilla del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, sobre la que ha permanecido durante muchas décadas.

Fue llevado a la Facultad de Bellas Artes de Sevilla donde se le practicó una limpieza general por la de todos los restos provocados por la pátina del tiempo; se le restauraron varios dedos que tenía rotos y le fue sustituido el racimo de uva original, en madera maciza y por tanto muy pesado, por otro de distinto material y de menor peso. Con todo ello conseguíamos evitar posibles daños que hubieran sido irreparables para la imagen.

Una vez cubiertos los pocos gastos que verdaderamente se originaron en esta primera Romería, con el sobrante de este primer camino se procedió a la compra de una grúa para mover a los enfermos, elemento indispensable en un geriátrico, con destino a la atención sanitaria de las personas asiladas en Monte Tabor, según nos solicitaron las personas los responsables del centro del citado centro. En Romerías posteriores se continuó actuando de igual forma, tanto con Monte Tabor, como con la propia Parroquia.

Los cohetes que se tiraban en la Romería eran donados por la Hermandad del Rocío, sobrantes de la Romería de dicho año.

El primer “responsable” de la Romería, tal como queda recogido, fue Manuel Balleto García, al que siguió, Manuel Dorado Vasallo (M. Angulo), que a su vez fue sustituido por Diego López Castro.

Las tareas de exorno floral, tanto del Altar para el Triduo como de las parihuelas para la salida en Romería, recayeron sobre Dionisio Camino Payán y Antonio Palomar Chaparro. 

Y en esta situación llegó el tiempo señalado para los cultos y la propia Romería. El Triduo resultó magnifico y San Ginés recibió la devoción de su pueblo. El Rosario de la Aurora convocó a muchísimos devotos que hicieron el recorrido por las calles de Gines, dejando en el ambiente los ecos de las Avemarías.

El Domingo, día dieciséis de Septiembre de mil novecientos noventa y uno: La plaza, con un sabor desacostumbrado, se llenó de peregrinos con sus camisetas de San Ginés recién estrenadas. Las parihuelas, preparadas por Manolo Angulo estaban en la puerta de la Iglesia.  Sobre ellas un santo con una gran historia, se disponía a peregrinar hasta el eucaliptal.

Alegría y cantes por sevillanas acompañaron a San Ginés por las calles de su barrio. Continuó por Los Linares hasta llegar a la Ginencina, donde obsequiaron a todos los romeros con un chocolate y unos dulces.

San Ginés era trasladado hasta el eucaliptal cercano a la Hacienda de Marchalomar, donde permanecía todo el día y a dicho lugar llegaba una gran afluencia de romeros, formada en su mayoría por familias completas y grupos de amigos, que “reservaban” su propio espacio en el eucaliptal y que pasaban un día de auténtica convivencia, compartiendo sus viandas con otras familias o amigos. 

Durante el traslado de esta primera Romería, se hizo una parada obligatoria en la Residencia de ancianos de Monte Tabor, donde se ofició la Santa Misa y se visitó a los todos residentes, departiendo con ellos unos momentos de sublime alegría.

Para esta primera Romería Miguel Montiel regaló refrescos y cervezas y Manolo Balleto, en nombre de toda la comisión, se apuntó para guisar una magnífica paella de treinta y siete kilos. En años posteriores se contó con la inapreciable ayuda de José Antonio Esquinas, quién nos suministró todo lo que pudo desde su puesto en la Cruzcampo.

San Ginés era transportado al principio en unas parihuelas realizadas por Manuel Angulo. A la ida era portado por hombres y a la vuelta por mujeres, las cuales demostraron su pundonor, poderío y entrega. Otras lo hicieron por promesas…

Algo después de esta primera e histórica Romería, el propio Manolo Angulo realizó un templete en madera de caobilla y posteriormente, para la Romería de 1995, restauró y preparó una carreta, que había regalado la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío, que sería tirada por una yunta bueyes y que facilitó bastante el traslado del Santo. Su primer carretero fue Antonio Posada Camino (Antoñito el Titi).

Después de varios años acudiendo hasta el eucaliptal, la Romería llevaba a San Ginés hasta el recinto ferial y actualmente pasa el día en las instalaciones de la Empresa Fasa Renault. Ni que decir tiene que ha cambiado el lugar de emplazamiento, pero el sentimiento con el que nació esta Romería sigue vigente y familias enteras continúan celebrando un magnífico día de convivencia.

A grandes rasgos, hay que indicar que la vida de esta Romería sigue dando sus pasos al frente, a la búsqueda de esa ansiada legalización que convertirá esta Asociación en Hermandad. Ello quiere significar que aquellas ilusiones del 1991 siguen vivas y cada vez con más pujanza. 

Con fecha 13 de Marzo de 2001, se extendió un acta fundacional, que encabezaba Manuel Dorado Vasallo (M. Angulo), como Presidente y el 15 de Diciembre de 2003 se levantó otro acta fundacional, con unos Estatutos debidamente firmados, en las que figuraba Diego López Castro con el citado cargo.

La Asociación de San Ginés, mediante acta de la reunión celebrada el día 26 de Octubre de 2006 en el Salón Parroquial, se constituyó oficialmente como Asociación, la cual está tramitando sus Reglas ante la autoridad eclesiástica.

La carreta fue construida por el carpintero local Isidoro Camino Montiel y sobre la misma han trabajado los jóvenes imagineros locales Isidoro Manuel Campos Olivares y José Manuel Rodríguez Melo.

La actual Junta de Gobierno de la Asociación de San Ginés ha entendido perfectamente el mensaje cristiano de la caridad y con enorme entusiasmo trabaja en pro de la ayuda permanente a los más necesitados.

Para ello, en el año 2010 se creó la Despensa Alimentaria que viene funcionando perfectamente, ayudando a las familias más necesitadas de Gines.

En 2011, esta Asociación establece su sede en un local cedido por el Excelentísimo Ayuntamiento de Gines. Situada en el número tres de la Calle Cervantes, en pleno barrio del Sanatorio, de donde nace la devoción a San Ginés.

A comienzos de este año se crea también el Grupo Joven de San Ginés, el cual colabora y ayuda a la Junta de Gobierno en los menesteres de la vida de Hermandad y organiza sus propias actividades.

A finales de 2011, se pondría en marcha el otro gran proyecto junto a la Despensa Alimentaria. Se bautiza bajo el nombre de “Ropero Social San Ginés”, y viene funcionando paralelamente a la Despensa Alimentaria.

En Febrero de 2014 se acuerda con el Párroco establecer todos los segundos jueves de cada mes una misa, la cual se contemplará en las futuras Reglas.

En Noviembre de 2014 se crea una comisión para organizar los actos y cultos con motivo de la XXV Romería de San Ginés, que se celebraría durante el 2015.

En 2015 se celebran las XXV Romerías de San Ginés por todo lo alto. Se realizó un Rosario Extraordinario, y se establecieron el actual Vía Lucis,  la Carrera Popular Infantil “San Ginés” y la Adoración Nocturna al Santísimo Sacramento. Además, se celebró el I Pregón de la historia de San Ginés a cargo de D. José Manuel Gil Buiza, se proyectaría un documental sobre los 25 años de historia  y se realizó una Misa Extraordinaria en la Plaza Sanatorio, presidida por la imagen de San Ginés.

El 28 de Abril de 2015, San Ginés era nombrado oficialmente por el Pleno del Excelentísimo Ayuntamiento de Gines como Patrón de la Villa de Gines.

El 25 de Agosto de 2016, durante la celebración del Tercer día de Triduo en honor a nuestro Titular San Ginés, el Excelentísimo Señor Alcalde de la Villa de Gines, don Romualdo Garrido Sánchez, hacía entrega a nuestro titular del bastón de mandos de su mandato.

El 4 de Enero de 2017, Don Teodoro León Muñoz, Vicario General de la Archidiócesis de Sevilla decretaba la organización de la Agrupación Parroquial de San Ginés. El 9 de Marzo de 2017 en la Misa de Hermandad se daba lectura al decreto, tomando posesión la Junta de Gobierno y quedando nuestro titular, de forma histórica, en besamanos en acción de gracias.

Anuncios